Aprovechando que el sábado fue el único día en el que nos respetó el tiempo este puente, nos fuimos a dar un paseo en bicicleta. Casi 40 kilómetros, peleando con el viento la mitad del camino, para quitarnos un poco las telarañas de las piernas.



 

Leave a Reply