Hace ya unas semanas que leí por primera vez acerca de Spotify (eng). Sin embargo no había tenido el privilegio de probarlo hasta hoy. Todavía no he tenido mucho tiempo de trastear con él, pero he de decir que estoy ciertamente impresionado. De momento el servicio sólo está disponible en beta privada. Podéis esperar a que alguno de vuestros geeky-amigos os mande una invitación (no me pidáis que todavía no tengo 🙂 ) o podéis daros de alta en la lista de espera.

Una vez tengáis la invitación en vuestro poder, tendréis que acceder al servicio desde alguno de los países donde está disponible para crearos una cuenta. En Eslovenia, como no podía ser de otra forma, no lo está. Menos mal que Fran es todo un señor y me ha creado la cuenta desde Zaragoza. Gracias de nuevo jefe.

Conseguida la cuenta, el último paso es instalarse el cliente en el ordenador. Su interfaz es bastante parecida a iTunes o Songbird. La única diferencia que en este caso no escucharemos la música de nuestro ordenador sino que todo el archivo musical estará en la red. Usar el programa es “quite straightforward“. Buscamos un grupo, disco o canción; le damos al “play” y a escuchar. Tan simple como eso. Miles y miles de canciones a nuestra disposición. En el blog de Spotify podréis consultar los últimos artistas y álbumes añadidos a la colección. Os dejo una captura de la interfaz principal de Spotify.

Spotify

Pero…y todo esto, ¿cuánto cuesta? De momento, nada. Nada, nada, nada. Eso sí, el precio por no pagar nada será recibir publicidad cada cierto tiempo. Lo que no sé cada cuanto. Llevo un día probándolo y de momento no he recibido ningún anuncio. Quizás sea cosa de que estoy en Eslovenia y todavía no tienen nada preparado en esloveno 😀 Si no somos capaces de soportar los anuncios, podemos comprar accesos diarios libres de publicidad o suscribirnos por una módica cantidad al mes. Esta última opción también ofrece servicios adicionales como la posibilidad de crearnos nuestra propia radio. Yo de momento, creo que seguiré con la opción de gratis…sobre todo si sigo sin recibir anuncios. 😉

PD: A ver cuando puedo disponer de alguna invitación para pasaros. Hay que compartir semejante maravilla.

Tagged with:
 

Leave a Reply