En primer lugar, quiero pedir disculpas por haber dejado un poco de lado el blog durante la última semana. Muchas cosas que hacer y muy poco tiempo para ello. Sobre todo teniendo en cuenta lo interesantísima que se ha puesto la primera temporada de “Fringe” o la quinta de “Lost“. Por no hablar del último capítulo de “The Big Bang Theory“. Si a todo ello le sumamos la beta de Windows 7, el examen de esloveno que tengo la semana que viene y el resto de “freakadillas“; la cosa está harto complicada.

Bueno, al grano, que como siempre me voy por las ramas. El sábado pasado quedé con mis compañeras del curso de esloveno, Elena de Rumanía y Hana de Japón. Nos encontramos en la pista de hielo que está montada en el Tivoli, justo al lado del pabellón donde entre otros, juegan el Union Olimpija y el HDD Tilia Olimpija. Depués de un ratín de “patinaje”, en el que yo amablemente rehusé participar, nos fuimos a un bareto del centro dónde se encontraba un amigo japonés de Hana. Y es por él que el título de este post es “Gente peculiar”.

El mozo en cuestión, al que llamaremos Pepe porque no recuerdo su nombre, es entrenador de fútbol. Bueno, de hecho no lo es todavía, pero pretende serlo. Es por ello que ha decidido emigrar a Europa. Quiere aprender todo lo posible para sacarse la licencia y volver a Japón a entrenar a equipos profesionales. Lo curioso del caso no es tanto que Pepe quiera ser entrenador, sabemos que en Japón desde “Campeones” la cosa hace furor, sino que haya venido a Eslovenia a conseguirlo. Los eslovenos destacan en bastantes deportes, pero está claro que el fútbol no es lo suyo. La primera liga eslovena apenas tiene 10 equipos. Y desde los tiempos de Zahovič no han producido una estrella a nivel europeo. Según nos contó, Pepe conoció a un esloveno que entrenaba en Japón. Cuando éste regresó a casa le llamó para ver si se quería hacer cargo del equipo de infantiles del NK Interblock. Pepe no lo dudó ni un momento y se vino para Eslovenia. Ahí lo tienes, con dos c******, sin saber ni siquiera inglés, y mucho menos esloveno.

Mientras nos echábamos unas cuantas birras, estuvimos deparando con Pepe sobre el fútbol español. Conocía de memoria la alineación actual del Depor. Incluso se aventuró a darle algún consejo a Lotina. Quedamos en vernos alguna vez más para seguir hablando de fútbol y planear algún viaje en el futuro para ver un partido en directo en el Camp Nou o el Santiago Bernabeu. Al hombre babeaba solo de pensar en ver un partido de primera en directo.

PD: Enhorabuena Špeli, por fín te has librado de todos tus exámenes.

 

One Response to Gente peculiar

  1. EspelikaNo Gravatar says:

    Ja, hvala! One thing down, three to go … algo es algo. A ver cuando acabo con todo :S

Leave a Reply