126,5/130, esa es la puntuación que he obtenido en mi primer examen de esloveno. Cierto es que conocíamos el tipo de ejercicios que iban a aparecer en el examen, pero no deja de ser un gran resultado. De hecho la profesora al corregirlo añadió un vistoso “odlično” a su firma. Tan solo espero que el éxito no se me suba a la cabeza 😀

PD: Pensaba que no iba a llegar nunca el día pero estoy comenzando a entender el propósito de las distintas declinaciones. Y es que pasar de no tener que declinar a tener 6 casos diferentes es, en cierta medida, un “shock“.

 

Leave a Reply