Parece que las clases de esloveno a las que acudo están dando sus frutos. Ayer fui capaz de mantener mi primera conversación en esloveno 😉 Antes de transcribiros semejante acontecimiento he de hacer dos puntualizaciones. Primero, los žetonov žetoni son una especie de monedillas que usas para pagar el bus; es el equivalente esloveno al bonobús aunque algo más arcaico. Y segundo, para llegar a este punto de soltura con el idioma necesité varios días de preparación. El glorioso momento fue más o menos así:

Me acerco al kiosko de periódicos.

– Dober dan.

– Dober dan, a lahko dobim deset žetonov prosim?

– Ja, osem evro.

– [Le doy el dinerico]

– Hvala. [Mientras me devuelve el cambio]

– Hvala lepa. Adijo.

Y ahora la traducción.

– Buenos días.

– Buenos días, ¿me podrías dar 10 “monedillas para el bus”? (no encuentro mejor manera de traducirlo)

– Si, son ocho euros.

– Gracias.

– Muchas gracias, adiós.

Estoy seguro de que os sabe a poco, pero si supiérais lo puto que es este idioma seguro que entenderíais mejor mi alegría.

UPDATED: He tenido que hacer una pequeña corrección. Al parecer, la forma žetonov es el acusativo (estos eslovenos y sus declinaciones…), así que no estaba bien usado en el primer párrafo. Menos mal que Špela siempre está al quite 😀

 

One Response to Yo y el esloveno

  1. SocoNo Gravatar says:

    Querido hijo: No veas lo divertido que me resulta leer el blog. Me alegro mucho por tus avances en el idioma. Si a ti te parece difícil, no te digo nada a tu madre. Soy incapaz de imaginarme cómo se pronuncia. Tendré que aprender por lo menos el saludo, aunque con mi memoria seguro que digo alguna inconveniencia. Con respecto al maratón ten cuidado. Espero que te hayas preparado no acabes molido. Nos alegramos mucho de que disfrutes tanto. Muchos besos para los dos tortolitos. Saluda de nuestra parte a la familia de Spela y les das las gracias por todo.

Leave a Reply