Ayer domingo fuimos a casa de Špela a comer. Por la tarde subimos a Sv. Jacob (algunas afotos siguiendo este enlace) y al bajar, el padre de Špela hizo una parada en casa de uno de los empleados de su taller que es bosnio. Habían estado el fin de semana de boda en Bosnia y habían traído “un poco” de ensalada para compartir con los vecinos del pueblo. El botecito que Jože trajo a casa era tan discreto que no pude resistirme a hacerle una foto. Perdonad la calidad pero está hecha con el móvil.

Ensaladita

El botecito en cuestión pesaría unos 20-25 kilos y estaba lleno casi a rebosar de una ensalada de encurtidos (repollo, pimiento, cebolla, pepinillos, un poco de practicamente todo vamos). Lo mejor de todo es que el precio de semejante orgía de vinagre era de 25 €. Increíble pero cierto. Con ese precio no se paga ni la cantidad tan ingente de vinagre que hay que usar para preparalo. Ahora sólo necesitamos 10 docenas de salchichas para acompañar a semejante ensalada (ah, y varios kilos de mostaza) 😀

 

Leave a Reply