Soy consciente de que si escribo sobre mis viajes a Eslovenia con semanas de retraso, el tema pierde casi todo el interés. El problema es que, desde que regresé, apenas he tenido una tarde completamente libre para escribir tranquilamente. Es curioso, me estoy dando cuenta de que generalmente empiezo todas mis entradas excusandome 😉

Aprovechando que el día 15 de mayo era fiesta en Madrid, San Isidro, me tomé cuatro días de vacaciones. El propósito principal del viaje, además de visitar a Spela “of course“, era el de concertar alguna entrevista de trabajo. Marché de Madrid el día 9 con tan sólo una entrevista en la agenda. Se trataba de Renderspace, empresa de desarrollo Web, y perteneciente a la agencia de publicidad dónde trabaja Spela: Pristop.

Acudí a mi cita el día 12 perfectamente trajeado. En Madrid, si voy con traje por la calle no me siento un bicho raro. No es extraño encontrar a gente de mi edad con traje por la calle. La mayoría obligados por un estúpido código empresarial. Sin embargo, en Ljubljana era otro tema. Si descontamos al chófer del alcalde y algún mafioso albanés, creo que era el único de esa guisa. La entrevista duró poco, apenas 20 minutos. Lo único que querían saber era la fecha en la cual yo me podía incorporar y en qué tipo de proyectos de software había trabajado. Incluso me pidieron que les mandara algún fragmento de código que hubiera hecho. Ante mi negativa de pasarles nada, argumentando que todo mi trabajo estaba sujeto a un acuerdo de confidencialidad, decidieron ponerme deberes.

Los dos días siguientes los pasé encerrado en la habitación de Spela trabajando en las tareas que me habían encomendado. Tenía que crear un feed de RSS con las noticias almacenadas en una base de datos durante la última semana. Además, tenía que crear un formulario para introducir noticias en la base de datos. En un principio la tarea no me pareció demasiado complicada. Sin embargo, no era consciente de lo oxidado que estaba. Con más pena que gloria conseguí acabar la tarea y mandársela a los entrevistadores. A día de hoy, todavía estoy esperando una respuesta. No quisiera hacer ningún comentario ofensivo sobre esa gente, pero bueno, un poco hijos de p*** ya son.

A parte de la no demasiado afortunada experiencia de Renderspace, conseguí concertar dos entrevistas más. Una en Solvera Lynx, empresa dedicada al desarrollo de software para empresas eléctricas. La otra en SRC.SI, el mayor integrador del país. He de decir que Spela me enchufó un poquito, ya que conoce al director de proyecto que me entrevistó. La conversación tuvo el lugar el viernes 16 y la verdad es que fue bastante bien porque desde entonces, he hablado otras dos veces con ellos. El puesto al que opto tiene que ver con una plataforma de gestión de contenidos, basada en Documentum, que están implantando en muchas empresas. No quiero lanzar las campanas al vuelo pero tiene pinta de que va a llegar a buen puerto. Intentaré actualizar el blog cuando haya novedades.

El resto de la semana pasó de lo más tranquilo. Spela no hacía más que trabajar la probre y yo esperaba pacientemente en su habitación. No obstante tuvimos tiempo de hacer una pequeña excusión por el monte. Os dejo una fotico del pico, muy cerca de casa de Spela, dónde ya hemos subido mas de una vez. Con el día que hacía y lo verde que estaba todo salieron unas fotos de lo más bonito.

Jacob

Espero escribir dentro de poco con alguna novedad relativa a mi trabajo en Eslovenia. Mientras tanto id mirando las entradas para la Expo de Zaragoza y un viajecico a Ljubljana. Ahora se puede ir desde Barcelona con Clickair.

 

Leave a Reply